La Reina Nefertiti de Egipto

Los tesoros de la mujer poderosa que existió hace tres mil años en África llegan al Kimbell Art Museum.

El Kimbell Art Museum presenta una asombrosa muestra de la influencia y del poder femenino que prevalecía en la época de mayor auge de la antigua civilización egipcia en su próxima exposición El Egipto de la Reina Nefertari, en exhibición del 6 de diciembre de 2020 al 14 de marzo de 2021.

La esencia de esta exhibición es la Reina Nefertari, quien fuera reconocida por su belleza y relevancia. Llamada “ella, para la que el sol brilla”, Nefertari era la esposa favorita del faraón Ramsés II, y junto con otras mujeres, vuelve a la vida a través de 230 objetos de templos, tumbas, palacios y, gracias al pueblo de artesanos Deir el-Medina, en un despliegue de la riqueza de la cultura egipcia de hace unos 3000 años. 

Obtenidos en préstamo del Museo Egizio en Turín, Italia (una de las colecciones más importantes y extensas de piezas del antiguo Egipto en el mundo), estos excepcionales objetos destacan el papel que desempeñaban las mujeres, las diosas, las reinas y los artesanos durante el Imperio Nuevo de Egipto (c. 1539–1075 a. C.). Nuestros visitantes podrán ver estatuas majestuosas, exquisitas joyas, vasijas y jarrones decorados, manuscritos en papiro, estelas con bajorrelieves, espléndidos sarcófagos de piedra y ataúdes de madera pintados con intrincados diseños; así como herramientas y objetos cotidianos de los artesanos que construyeron las tumbas reales.

“El antiguo Egipto ha fascinado por mucho tiempo al mundo moderno”, señaló Eric M. Lee, director del Kimbell Art Museum, “y estamos muy entusiasmados de presentar esta remarcable exhibición que es todo a la vez: fascinante, misteriosa, grandiosa, exótica y cautivadora. Estamos especialmente agradecidos con el Museo Egizio por el préstamo de esta extraordinaria colección de objetos”.

 

La Reina Nefertari: “Ella, para la que el Sol Brilla”

Nefertari es una de las reinas más celebradas del antiguo Egipto junto con Hatshepsut, Nefertiti y Cleopatra. Era la Gran Esposa Real, la favorita del gran faraón Ramsés II (reinó de 1279 a 1213 a. C.), y quien construyera grandes monumentos, vastas tumbas y templos colosales.

A pesar de que son pocos los detalles que se conocen de Nefertari, los registros arqueológicos revelan que era altamente reverenciada e instruida y que sabía leer y escribir jeroglíficos. Valiéndose de estas aptitudes, ella asistía al faraón en su labor diplomática. 

Aún a principios de 1900, a Nefertari sólo se le conocía por alguno que otro hallazgo como esculturas, pinturas en tumbas, y jeroglíficos relacionados con Ramsés II. Pero en 1904 el arqueólogo italiano y (en aquel entonces) director del Museo Egizio, Ernesto Schiaparelli, descubrió la tumba de Nefertari en el Valle de las Reinas, no lejos de la antigua capital de Tebas.

Al abrir la tumba descubrió escenas brillantemente pintadas que representaban el peligroso y desafiante viaje que Nefertari tuvo que emprender para apaciguar a los dioses en su recorrido hacia la inmortalidad. Aunque la tumba en sí demostró ser un hallazgo extraordinario, él notó que los ladrones de tumbas habían saqueado casi todo el contenido poco tiempo después de haber sido sellada. Sin embargo, los objetos que lograron recuperar aluden a lo que debió haber sido un magnífico tesoro escondido de mobiliario, aceites preciosos, provisiones y otros enseres para el otro mundo. Nuestra exhibición incluye objetos hallados en esta tumba, que se asume pertenecían a la Reina Nefertari.

 

El faraón, las diosas y el templo

En el antiguo Egipto el faraón fungía de líder espiritual, judicial y político del imperio. En vida, se le consideraba como la reencarnación de Horus, hijo del dios sol Ra, que estaba viviendo temporalmente entre los mortales. La muerte terminaría transformando por completo al faraón en un dios, Ra, pero durante su estancia en la tierra, el faraón estaba encargado de mantener la justicia, la verdad, el orden, y el equilibrio cósmico.

La exhibición da comienzo con una monumental escultura de granito del esposo de Nefertari, el gran faraón Ramsés II, sentado entre el dios sol Amón y su esposa, la diosa Mut, las dos divinidades patronas de Tebas.

Una de las deidades egipcias más aterradora era Sekhmet, divinidad con cabeza de león y diosa de la ira divina. Durante el reinado de Amenhotep III (c. 1390–1353 a. C.), se produjeron cientos de estatuas representando a Sekhmet, incluidas las cuatro imponentes esculturas que se muestran en esta exhibición. Los fieles creyentes hacían ofrendas diarias a Sekhmet para pedir protección y para asegurar que permaneciera en su forma gentil y domesticada: la diosa gata, Bastet.

Aunque tradicionalmente eran los hombres quienes llevaban a cabo las ceremonias en los templos, las mujeres también fungían como sacerdotisas ante los dioses. Las reinas de Egipto jugaban un papel importante en procesiones y celebraciones religiosas; representaban el aspecto femenino de lo divino en la tierra. La diosa Mut, cuyo nombre significa “madre”, personificaba al ideal de la mujer egipcia. Era una mujer diligente que brindaba apoyo y alentaba, además de ser una poderosa reina y una diosa venerada. Esta mezcla de cualidades la hicieron un ejemplo a seguir para las mujeres de todas las esferas de la sociedad egipcia. A Nefertari también se le conocía como Nefertari Meritmut, que significa “La amada de [la diosa] Mut”. 

Las mujeres en el antiguo Egipto

Las mujeres participaban activamente en todas las esferas sociales del antiguo Egipto, desde campos y tribunales hasta templos y palacios. Hombres y mujeres eran tratados de igual a igual ante los ojos de la ley. Todas las mujeres gozaban del derecho de tener propiedades, de emprender negocios y hasta presentar casos en tribunales. A pesar de esa inusual equidad legal, la tarea principal de las mujeres era la crianza de los hijos y hacerse cargo del hogar.  

Esta exhibición explora el rol de las mujeres en la religión, la vida en palacio y sus rituales de belleza, atavíos y adornos. Desde instrumentos musicales, espejos de bronce, cajas y polveras cosméticas; hasta ungüentos y joyería preciosa permiten que nos adentremos a la vida de las mujeres y a su noción de embellecimiento.

 

 

La vida diaria en el pueblo artesanal de Deir el-Medina

Schiaparelli también hizo grandes descubrimientos en el poblado de Deir el-Medina, localizado en la ribera occidental del Nilo, cerca de Tebas, que fuera el centro principal de los artesanos que trabajaban en las tumbas reales, lo cual brinda una perspectiva importante de lo que la vida cotidiana habría sido para los alarifes y artesanos que construyeron la tumba de Nefertari y de sus propias familias.

Los visitantes verán objetos, enseres domésticos y herramientas tales como pinceles y varas tiralíneas de dibujantes y arquitectos; picos y cinceles, ostraca (lajas de piedra caliza o de cerámica de los antiguos escribas y artistas egipcios), así como estatuas mortuorias votivas que nos dan una idea de cómo vivía, trabajaba y profesaba su religión la gente de hace más de 3,000 años.    

La tumba de Nefertari

Realizada por los artesanos de Deir el-Medina, la tumba de Nefertari fue construida alrededor de 1250 a. C., y consiste en dos niveles: la antecámara superior y la cámara inferior de enterramiento, conectadas por una escalinata descendiente. La estructura evocaba el intrincado camino que los muertos tenían que seguir para alcanzar la otra vida. Llamada a veces “La Capilla Sixtina de Egipto”, las elaboradas pinturas de jeroglíficos en las paredes de esta tumba muestran a Nefertari y a una diversidad de dioses y diosas, animales e insectos y conjuros mágicos, ilustrando así el desafiante proceso de traspasar el inframundo para llegar a la vida eterna.  

Después del descubrimiento de la tumba en el Valle de las Reinas se elaboró una recreación en madera a manera de modelo histórico completo con pinturas a escala real, lo que proporciona el contexto para los objetos que se muestran. Este modelo, presente en esta exhibición, fue tan preciso, que incluso sirvió en el proceso de conservación de la tumba en la década de 1980.

Los objetos que se hallaron dentro de la tumba incluían fragmentos de la enorme cubierta de granito rosa del sarcófago de Nefertari, shabtis de madera (figurillas que podrían llevar a cabo las labores manuales en el más allá), un hermoso amuleto de oro y fayenza en la forma de un pilar djed (símbolo de estabilidad) y un par de sandalias de hoja de palma tejida (número 9 en calzado de Estados Unidos), forman parte de la exhibición. Los visitantes del Museo también podrán ver un par de rodillas momificadas que bien puede ser lo único que queda de los restos mortales de la reina.

Mientras Schiaparelli llevaba a cabo sus excavaciones en el Valle de las Reinas, descubrió las tumbas de dos hijos de Ramsés III (1187–1157 a. C.). Sus tumbas fueron construidas en la dinastía XX (c. 1189-1077 a. C.) pero se reutilizaron cinco siglos después. La exhibición concluye con sarcófagos de estas tumbas con forma humana y bellísimamente decorados, ya sea esculpidos o pintados con los ojos abiertos como si los muertos estuvieran vivos.

“Espero que nuestros visitantes aprecien el alto nivel de ejecución artesanal de estas obras”, afirmó Jennifer Casler Price, curadora de las salas de arte de Asia, África y las Américas ancestrales, “ya sea una escultura majestuosamente tallada en piedra, una exquisita pieza de joyería, un hermoso perfumero, una pieza de cerámica para uso doméstico bellamente pintada, un simple pincel de pintor, papiros con pinturas delicadas, sarcófagos pintados con elaborados diseños, o incluso el par de las modestas sandalias de palma de una reina”.

 

 

El legado de Egipto

A lo largo de sus casi 50 años de existencia el Kimbell Art Museum ha presentado importantes exhibiciones de arte egipcio, incluidas El Resplandeciente Sol de Egipto: Amenhotep II y Su Mundo (1992), Regalos del Nilo: Antigua Cerámica Fayenza Egipcia (1998), En busca de la Inmortalidad: Tesoros del Antiguo Egipto (2002), y Hatshepsut: De Reina a Faraón (2006), la cual se enfocó en uno de los personajes gobernantes más enigmáticos de la historia egipcia. Entre la colección del Kimbell se encuentran tres magníficos ejemplos de la antigua estatuaria egipcia, incluido Retrato de una Estatua de Amenhotep II, la cual fuera tallada nuevamente para Ramsés II, esposo de Nefertari, alrededor de 1250 a. C., y adquirida en 1982.

El Egipto de la Reina Nefertari es la nueva y fascinante exhibición que se une al repertorio de las exposiciones especiales del Kimbell, además de que arroja luz a la vida real en palacio, a los roles de las mujeres en el antiguo Egipto, a la vida diaria de los artesanos, y al poderoso sistema de creencias y prácticas de rituales sobre la muerte y el más allá.

“Espero que estos increíbles objetos den a nuestros visitantes la sensación de viajar al pasado siguiendo los pasos de los antiguos egipcios, tanto nobles como plebeyos”, agregó Casler Price. “Estamos muy entusiasmados de volver a traer lo mejor de Egipto a Fort Worth”.  

Fechas

Kimbell Art Museum, del 6 de diciembre de 2020 al 14 de marzo 14 de 2021

Fechas sujetas a cambio

Créditos de la Exhibición

La exhibición fue organizada por el Museo Egizio de Turín, y por StArt, en colaboración con el  Kimbell Art Museum. Con apoyo de la Comisión de Texas para las Artes, el Distrito para el Avance del Turismo Público de Fort Worth y por el Consulado General de Italia en Houston. Apoyo promocional de American Airlines, NBC 5 y PaperCity.

A screen shot of a social media post

Description automatically generated

La curadora encargada del Kimbell Art Museum es Jennifer Casler Price, curadora de las salas de arte antiguo de Asia, África y las Américas. 

Boletos

La entrada a El Egipto de la Reina Nefertari es de $18 para adultos, $16 para adultos mayores y estudiantes, $14 para menores de 6 a 11 años de edad, y gratuita para menores de 6 años. La entrada está a mitad de precio los martes todo el día y a partir de las 5 p.m. los viernes. La admisión a la colección permanente del Museo es siempre gratuita. 

Ponencia Inaugural

Museo Egizio, Sus Colecciones e Investigaciones Actuales

Christian Greco, director, Museo Egizio, Turín, Italia

Premiere por YouTube: Sábado 5 de diciembre a las 10 a.m.

En esta charla en línea, el Dr. Greco explorará la historia y trayectoria de la colección más importante de material egipcio que existe fuera del Cairo, concentrándose en la investigación científica. Estas investigaciones son parte importante de la arquelogía y la Egiptología, lo cual resulta en un mejor entendimiento y una mejor preservación de las colecciones, incluidas las que se presentan en el Egipto de la Reina Nefertari. 

Acerca del Kimbell Art Museum

El Kimbell Art Museum, propiedad y gestión de la Kimbell Art Foundation, es internacionalmente reconocido tanto por sus colecciones como por su arquitectura. Las colecciones del Kimbell abarcan desde la antigüedad hasta el siglo XX, e incluyen obras maestras europeas de artistas tales como Fra Angélico, Miguel Ángel, Caravaggio, Poussin, Velázquez, Monet, Picasso y Matisse. Además, cuenta con una importante colección de antigüedades El Kimbell Art Museum, egipcias y clásicas, así como de arte asiático, africano y de las antiguas Américas.      

El edificio del Museo fue diseñado por el arquitecto estadounidense Louis I. Kahn en 1972, y es ampliamente reconocido como uno de los logros arquitectónicos más destacados de la era moderna. El segundo edificio, diseñado por el mundialmente célebre arquitecto italiano Renzo Piano, fue inaugurado en el 2013 y ahora provee un espacio para exhibiciones especiales y cuenta con aulas para actividades educativas y un auditorio con capacidad para 289 personas con excelente acústica para la música. Para obtener más información, visita kimbellart.org

Acerca del Museo Egizio

El Museo Egizio —fundado en Turín, Italia, en 1824— es el museo que más tiempo lleva dedicado a las antigüedades egipcias, y representa la segunda colección más importante (fuera de Egipto) de arte y artefactos de esta fascinante civilización que se desarrollara a orillas del Nilo. A lo largo de su historia de casi 200 años, el museo se ha transformado, renovado y modificado en su empeño de vincular la necesidad de la investigación científica con las necesidades de quienes visitan el museo.  

La exhibición permanente presenta la historia del museo y de sus colecciones dentro de los contextos arqueológicos de los objetos en exhibición, así como la historia de fondo de las expediciones, su planeación y descubrimientos. El espacio de la exhibición consiste de aproximadamente 10,000 metros cuadrados y 15 salas llenas de 3,300 artefactos distribuidos en cinco pisos, así como un área de 600 metros cuadrados dedicada a exhibiciones temporales.

  

 

El Kimbell cuenta con estrictas medidas tomadas para proteger a visitantes y empleados. Conozca más al respecto en esta guía en español:

kimbellart.org/content/visita

Kimbell Art Museum

3333 Camp Bowie Boulevard

Fort Worth, Texas

www.kimbellart.org

Sigue el Facebook del museo en español para visitas guiadas y actividades:

facebook.com/NuestroKimbell 

Artículos Relacionados

  • Kimbell Art Museum Sin duda, uno de los museos más importantes de Estados Unidos, por su arquitectura y colecciones.

    Kimbell Art Museum
  • Explora el Río Trinity Más de 160 km de senderos con actividades acuáticas y paisajes naturales para hacer bici, pescar o pasear.

    Explora el Río Trinity
  • Murales de Fort Worth Tómate una foto frente a estas obras de arte y recorre nuestra ciudad de forma original.

    Murales de Fort Worth